Sublimación en camisetas, tazas, alfombrillas…

Buenas a todos, Serigrafia en sevilla les ofrece un post más acerca de los diferentes formas de imprimir camisetas y decorar tazas y otros objetos publicitarios rígidos, en este caso vamos a hablar del proceso de impresión por sublimación.
Sulimación tazas

Buenas a todos, Serigrafia en sevilla les ofrece un post más acerca de los diferentes formas de imprimir camisetas y decorar tazas y otros objetos publicitarios rígidos, en este caso vamos a hablar del proceso de impresión por sublimación. Empezaremos por su definición:

DEFINICIÓN Y PROCESO DE LA SUBLIMACIÓN: 

Hoy me gustaría tocar el apasionante mundo de la sublimación del que todo el mundo habla: profesionales gráficos e incluso aquellas personas curiosas con las técnicas de impresión.

Comencemos con una breve definición de lo que nuestro diccionarios comprende por “sublimación:

Sublimación en física está definido como: “paso de un cuerpo en estado sólido al estado gaseoso o viceversa, sin pasar por el estado líquido”.

Teniendo claro ya la idea de lo que es la sublimación, os paso a continuación un gráfico para que veáis en visualmente este proceso antes de pasar a los siguientes punto:

Claro está pero,  ¿cómo trasladamos ésto a la creación de cientos de artículos con una calidad fotográfica? Para ello debemos tener una idea clara de lo que significa la palabra pintura o tinta. Miles de artículos se encuentran decorados con esta sustancia llamada pintura o tinta de cientos de colores diferentes. De esta manera, los fabricantes de prendas de vestir, de juguetes y demás productos, decoran los mismos con pinturas específicas para cada material. Esta fase de decoración mediante tinta se realizan a menudo en las primeras fases de creación del productos, antes de conformar su estado final, de tal manera que una pelota redonda recibirá su decoración impresa de forma plana para luego, ya tintada, proporcionarle sus forma redonda final.

Estas partículas microscópicas de tinte lo tenemos depositado en un  papel especial de sublimación que ha sido impreso de manera digital o bien serigráficamente mediante pantallas. Los gráficos depositados en este papel especial han sido creados digitalmente mediante programas de diseño tales como Corel Draw, Adobe Ilustrator o Photoshop entre otros y procesados mediante rips de control de tinta tales como Neo Stampa, Wasatch de los que hablaremos en otra ocasión.

En cuanto a las impresoras que imprimen este tipo de papel especial podemos destacar marcas como Epson, Mimaki y Mutoh. En Serigrafia en Sevilla hemos apostado por maquinaria marca Epson por calidad y confianza en la marca. Su gama Epson SureColor F-7000 destaca en prestaciones con respecto al resto de marcas.

Las partículas impresas, que descansan en el papel de manera sólida, se convierten en gas mediante la aplicación de calor y tiñen el soporte a decorar sublimando o tintando la prenda u objeto que se trate quedando la tinta impregnada en el textil o en la sub-superficie si se trata de materiales duros como chapas o plásticos.

La sublimación requiere de las mismas herramientas, en su fase inicial, que otros medios de impresión como pude ser la serigrafía, la tampografía o incluso el bordado. Sin embargo, en la fase donde imprimimos primeramente la imagen en papel  es donde comenzamos o diferenciar las formas de impresión. En serigrafía sacaríamos una pantalla para cada color y para ello nos servimos de un negativo o fotolito, como explicamos en posts anteriores, y en sublimación el arte final digitalizado lo imprimimos desde nuestro ordenador al papel mediante impresoras o plóter especiales con tintas especiales para ello llamadas tinta de sublimación.

Pasemos a ver los pasos que hay que seguir para conseguir un producto final sublimado:

1. Diseñar y crear un arte final o gráfico usando medios digitales como programas de diseño conocidos como Corel Draw, Adobe Ilustrator y demás. Os aconsejamos usar imágenes en formatos vectoriales o imágenes con una resolución igual o superior a 300 puntos por pulgada/píxeles. Teniendo en cuenta que la calidad de resolución de la sublimación es muy alta, de casi 1.200 x 2.400 ppp, la imagen a imprimir debe estar a la altura de esa calidad para sacar partido a la capacidad de la impresora.

2. Necesitamos por supuesto un medio de impresión que puede ser una impresora o bien un ploter de impresión especial para impresión de sublimación. De entre las marcas más conocidas podemos hablar de Mimaki, Mutoh y Epson y de entre impresoras de formato pequeños A4 o A3 las más conocidas son Brother y Ricoh. La experiencia con diferentes marcas de impresoras ha decantado a Serigrafia en Sevilla por el uso de ploters marca Epson por su calidad y durabilidad de las imágenes. Los depósitos de tintas han adquirido el formato de “cartuchos abiertos” lo que quiere decir que podemos ir rellenando los tanques de color cuando éstos vayan bajando sus niveles de tinta. Hemos pasado por tanto de una era en la que todos los depósitos de tinta estaban cerrados herméticamente a pasar a sistema de relleno por litros. Todo ello ha permitido reducir los costos de tinta y reducir por tanto el costo del producto final sublimado.

3. Papel de sublimación: el papel que usaremos no es un papel convencional. se trata de un papel especial fabricado para sublimar. Aparentemente es un papel norma que viene presentado en bobinas pero en realidad es un papel especial. Existen diferente gramajes de papel de entre 80 -120 gramos. Además existen papeles adhesivos y no adhesivos. Los primero nos permiten fijar de mejor manera la imagen a la prenda o soporte y no facilita la posible doble imagen al retirar el papel.

4. Fase final, aplicación del papel al soporte. La transferencia o sublimación de la tinta depositada en el papel hacia el objeto a decorar, se realiza mediante aplicación de calor y presión. Las máquinas que normalmete hace este proceso de llaman prendas tránsfers o bien hornos de sublimación, dependiendo del formato y del objeto que vallamos a sublimar. Si los objetos son planos, usamos planchas transfer o bien prensas transfer como las que adjunto en la fotografía a continuación.

Como podéis observar, se trata de una prensa de calor que es programable en temperatura, tiempo de exposición de calor y presión. El plato de calor se acciona de manera manual bajando la palanca hacia abajo y dejando el plato de calor presionando la espuma de abajo. Os dejo un vídeo al final del post  para que vean el proceso más claramente.

Además de este tipo de prensas existen prensas cuya presión no se ejerce mediante prensa plato metálico-almohadilla,  sino mediante unas membranas que realizan un vacío sobre el objeto a través de un succión por medio de una bomba de vacío. Es lo que se llama sublimación 3D. Mediante este tipo de sublimación podemos sublimar objetos que no presentan una forma plana sino tridimensional tal como fundas para móviles, carcasas…

En nuestro taller de impresión, Serigrafía en Sevilla dispone actualmente de prensas de calor mediante plato y prensas de calor por succión de formatos especiales pudiendo sublimar objetos de 900 x 650 mm.

De esta manera podemos sublimar prendas de poliéster en toda su totalidad para luego ser confeccionadas. Es lo que conocemos por fullprint, es decir, impresión de la prendas más allá de las costuras

Vídeo de Prensa de Sublimación:

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¡Contacta con nosotros!

×